La ayuda de un controller en su contabilidad financiera: 12 ejemplos

Contable y controller se necesitan para hacer trabajos y gestionar el proceso contable.

¿Quieres saber cuáles son? Descúbrelos en este blog y aprovéchate.

Quizás oíste que las tareas que hace el ciclo contable básico para tu empresa se resumen en:
Transacciones > IRERIF > Identificarlas, Registrarlas, Elaborar y Reportar Informes Financieros.
Enumero rápido las tareas incluidas en este ciclo contable básico:
I = Identificar; incluiría
-el rastreo de información sobre hechos que afectan a la contabilidad (documentos y otros).
-la compilación, ordenación y clasificación de la información recogida.
R = Registrar; incluiría
-la validación, verificación, cuantificación y valoración de los hechos contables a registrar.
-el asiento, la entrada en los registros contables (sobre todo, libro diario y mayor de cuentas).
ERIF = Elaborar y Reportar Informes Financieros; incluiría
-la preparación de los estados contables y otros informes financieros solicitados al contable.
-la distribución, transmisión y comunicación a los usuarios de la información financiera esperada.

Ya tenemos el escenario donde contable y controller se necesitan para hacer la contabilidad.
Transacción (Input)>Gestión Ciclo Contable (Transforma Dato)>Informe Financiero (Output).

Ocurre que la contabilidad es para muchos (pymes, autónomos e inversores) la única o la principal fuente de información para la toma de decisiones empresariales u obtener financiación.

Y ocurre también que generalmente los contables no tienen siempre a su alcance el uso de recursos y procedimientos eficaces para que la información financiera esperada de la contabilidad sirva a los nuevos objetivos que le piden hoy sus “clientes” o usuarios.

Vamos a ver algunos ejemplos muy prácticos sobre trabajos que hoy has de realizar para hacer la contabilidad y que, sumando el input de un controller, puedes superar mejor esta debilidad importante a la te enfrentas diariamente en tu ciclo contable.

Recuerda, en Plan Finanzas nos comprometemos a que el cambio que buscas en el área contable para la gestión de tu empresa se haga realidad lo más fácil, rápido y con el menor coste posible.

Siempre puedes solicitar tu Consultoría Gratis o contactar sin coste ni compromiso alguno.

1. El contable dirige la operación “hacer la contabilidad” y el controller aporta salvaguardas.
Por ejemplo,
– Cuando al final del período planteas ajustes de cierre (p.ej., corte de operaciones para provisiones de gastos, inventarios, ventas no facturadas, declaraciones de iva) no tienes tiempo para verificar que los asientos que añades cruzan con otras fuentes.

Quieres disponer de un supervisor al que delegar esas conciliaciones y controles internos sobre el flujo de información económica y financiera, incluyendo otros también del tipo de si se cumplen los contratos en las facturas o las cláusulas del préstamo a devolver.

Con esto puedes estar más tranquilo sobre que la información que registras y presentas es precisa, correcta, íntegra y libre de errores significativos.
Así, p.ej., se mide y analiza mejor la rentabilidad y solvencia de la empresa por dueños y acreedores y habrá menos riesgo o ajuste en tus declaraciones fiscales y compromisos.

2. El controller da soporte técnico para cumplir con PGC-PYME y Microempresas si la norma de registro y valoración que debes aplicar es más compleja.
Por ejemplo,
– Cuando aplicas los criterios específicos de micropymes para arrendamientos financieros e impuesto de sociedades y, tras comprobar que ya en 2016 estás por encima de los límites -tu empresa se beneficia de esta etapa de recuperación-, tienes dudas sobre cómo registrar la transición en tus reservas al cierre de 2018.

– Cuando vas a poner en marcha en 2018 una nueva instalación en la que has invertido para crecer y que has financiado con préstamos no específicos y tienes dudas sobre cómo valorar los gastos financieros que has de activar antes de comenzar a amortizar.
– Cuando vas a integrar en tus cuentas la nueva sucursal que has decidido abrir y tienes dudas sobre el impacto que tendrá en tus activos, pasivos y resultados contables.
– Cuando has recibido una oferta para que otros socios participen en tu negocio y te gustaría disponer de criterios para valorar y poner un precio a tu empresa.
– Cuando piensas activar los gastos de desarrollo de dos nuevos productos que tienes previsto vender en 2019 y tienes dificultad para evaluar los costes de cada proyecto y el éxito económico-financiero por separado.
– Cuando prestas un servicio en el que te gustaría disponer de un procedimiento para evaluar el grado de realización y determinar con fiabilidad los costes y los ingresos del mismo para reconocer el margen y evitar seguir presentándolo sólo al coste para obtener nueva financiación bancaria.
– Cuando piensas cancelar el contrato de traspaso del negocio en el que estás ahora para invertir en otros negocios más rentables y tienes dudas sobre si la indemnización a pagar es activable.
– Cuando has firmado un contrato de venta de existencias que tienes en curso y te gustaría conocer cuánto coste está pendiente de incurrir para conocer si habría que depreciarlas y si hay que ajustar tu liquidación de beneficios fiscales.

Quieres, en estas y otras situaciones que pueden llegar a ser algo nuevas para ti en la gestión contable habitual de la pyme o autónomo, disponer de las herramientas de un controller.

Con esto puedes facilitar tu trabajo y tener más juicio profesional para aplicar las normas contables y obtener información financiera más útil a partir de tu contabilidad.

3. El controller ofrece herramientas para preparar y comunicar a partir de la contabilidad otros informes financieros que te pueden solicitar.
Por ejemplo, cuando el PGC-PYMES y Microempresas dice que
– las Cuentas Anuales están formadas por el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y la memoria, esto no significa que en la práctica no te puedas ver obligado a elaborar y comunicar un estado de flujos de efectivo para satisfacer a un banco, por ejemplo.
– en la memoria se informará del movimiento de los activos financieros y de las cuentas correctoras por riesgo de crédito, esto no significa que en la práctica para hacerlo no te puedas ver obligado a manejar con frecuencia informes financieros sobre la antigüedad de las partidas pendientes de cobrar.
– las existencias se valorarán por el método de coste completo y asignando valor a las unidades según el coste medio o el método FIFO, esto no significa que en la práctica no te pueda resultar más interesante manejar el coste de las existencias vendidas por el método de coste variable y asignando valor a las unidades según el coste estándar, por ejemplo, para presupuestar tu actividad y beneficios.

Quieres disponer de las técnicas de un controller para producir esos informes.

Con esto puedes responder con eficacia a esas peticiones extra que se realizan al contable y que escapan fuera del ámbito de la contabilidad general habitual.

Espero que esta lista de 3 trabajos y 12 ejemplos te haya ayudado a generar nuevas ideas para gestionar tu ciclo contable básico actual de forma diferente, y así percibir formas o identificar tareas en las que contar con un controller te resulta más ventajoso.

Recuerda, en Plan Finanzas tratamos de que conectes finanzas, negocio y rentabilidad para llevar tu contabilidad a un nivel superior, con el mix de herramientas de controller que mejor encaje a tu necesidad y a tu método de usar la contabilidad, para que tengas más información, con menor coste y sin compromiso de permanencia

Siempre puedes solicitar tu Consultoría Gratis o contactar sin coste ni compromiso alguno.

Cualquier comentario es bienvenido.

Si te ha resultado útil para otras personas, no dudes en compartirlo con ellos.

Seguiremos en contacto con otras entradas aquí, en el blog de Plan Finanzas.

Deje su comentario