Una de las preguntas que me hacen con más frecuencia es la siguiente: ¿Puedes decirme si el resultado contable que me da mi asesoría es real? Seguramente también te haya pasado que el resultado de cuentas contable no coincide con tus propios cálculos.

Reporte de gestión contable de una PYME

A menudo los empresarios tienen problemas para cuadrar el resultado de su negocio. Es algo habitual, 10 horas al día de trabajo con ventas, clientes, pedidos, y mucho estrés se encargan de arruinar cualquier calculo a largo plazo. No obstante, hay que tener en cuenta que, pese a que todos estos hándicaps hacen que cometer errores de cálculo sea fácil, en muchas ocasiones lo que ocurre es que simplemente, el resultado contable es distinto al resultado de empresa.

Sí, has leído bien, lo contable o fiscal a menudo no coincide con la realidad del negocio. Te pongo un ejemplo claro para explicarme. Imagina que en el registro contable hay un concepto de amortización de un activo, por ejemplo, una carretilla elevadora. Este activo se amortiza durante 4 años y así se registra en el libro contable, pero sin embargo el empresario no lo tiene en cuenta, ya que lo adquirió el año anterior. Ya tiene suficientes facturas de este año como para tener que revisar todas las facturas de los años anteriores. A efectos contables, la cuota de amortización de este año se registra como un gasto contable, pero como la compra ya está lejos del día a día en la mente del empresario, éste no lo incluye en sus cuentas.

Revisión del Plan de Cuentas Contable

Bueno, parece que entonces el problema de descuadre entre tus cuentas y las de tu contable ya tiene explicación, pero nada más lejos de la realidad. El ejemplo anterior puede ser una situación real, pero, sí, pero muchas otras veces el problema está en que no hay suficiente control administrativo y resulta imposible localizar el error. Diferencias de stock, errores de registro de inversiones y gastos, facturas desaparecidas o incapacidad para calcular los gastos financieros reales son algunos de los fallos más frecuentes.

Revisión de procesos de gestión financiera

Mi consejo es que acudas a un experto que realice un diagnóstico económico-financiero de tu PYME y acabe con estos problemas de valoración para que sepas con qué recursos cuenta tu negocio realmente.

Si has encontrado utilidad en este artículo, puedes compartirlo pinchando en los iconos de redes sociales, justo en la esquina derecha, y dejar un comentario con tu experiencia.

Y ya sabes, si necesitas saber más sobre este artículo o tema relacionado puedes contactar conmigo.